CIUDADANOS... del mundo mundial y EL GRAN TIMONEL

Mirad que me apetecía poco atormentar a amigos y conocidos con los avatares de la política, incluso de la municipal porque uno ya estaba harto de estar harto, y entre imbéciles y trincones, e imbéciles-trincones me llevaron hasta el hastío, en el que me refugié después de leer las últimas encuestas, para concluir que los españolitos somos gente especial.

Pero ayer, mientras asistía al partido de nuestro Nadal, me surgió la oportunidad de ser invitado a la presentación del Programa de estos "nuevos chicos sin complejos" que obedecen a las siglas de CIUDADANOS, en el que iban a presentar su Programa para el Ayuntamiento de Madrid y que los subtitulaban "Por el Cambio" a cuyo frente acudía, en evidente estado de felicidad y levitación, su candidata al Ayuntamiento Begoña Villacís. Ya decía Aristóteles que "el hombre es un animal político" uno ha de confesar que en muchos casos prima más lo de animal que lo de político, juzgad vosotros que resultará más apropiado a esta muchachada... y a sus posibles votantes.

En media hora, la candidata y sus adjuntos, nos desgranaron una sucesión de obviedades sobradamente conocidas: que Madrid está sucio, que en Madrid hay polución, que se soluciona con más bicicletas y con estaciones de control de dicha polución, que pagamos mucho IBI y tasas de basura, que ha habido mucha corrupción y despilfarro durante los 20 años que nos ha atormentado el PP con su gestión, etc. En definitiva, lo que todos sabemos, que la imparable degradación de esta ciudad se debe al despilfarro, la megalomanía y la corrupción: nada nuevo... Pero a lo largo de esta sucesión de simplezas y obviedades, no se transmitió ni una sola propuesta, ni una sola alternativa para las ignotas propuestas por "El Cambio". Esto último no es del todo cierto, la corrupción se iba a solucionar porque en lugar de bipartidismo... habría pentapartidismo, como si que coman el pastel cinco en lugar de tres garantizase honradez en la gestión, cuando lo que en todo caso garantiza es menor riesgo de indigestión.

Asombrado ante lo que a todas luces era más eso de "mírenme ustedes que mona soy y que, que de buena familia son mis compis", a uno se le ocurrió mostrar la sorpresa y manifestar que no entendía el Acto: que si a esta tropa no la conocen ni en su casa, al menos parecería lógico que presentasen algo concreto como Programa a realizar y, si fuera posible, una Memoria económica que diese cobertura de factibilidad a sus propuestas.

Craso error: resulta que el Programa Municipal... era para pasado mañana (ya para mañana), que de Memoria económica nada y adelantándonos, la feliz candidata, que ningún partido la presentaba.

Ante la clamorosa ausencia de idea o propuesta alguna, surgió la pregunta obvia: después de poner como chupa de domine a las huestes del PP por corruptos, despilfarradores e ineficaces, parecía lógico preguntar si ello significaba que en modo alguno iban a formar coalición con esa tropa... y aquí sí, la candidata afirmó que de ninguna manera formarían coalición con éstos... aunque no garantizó que no fueran a impedirles la posibilidad de seguir destrozando Madrid, y cuando se le resaltó que eso no era lo que decía el Gran Timonel de su Partido, lo rebatió, "esas serán cosas de la prensa" ¡Ay, Begoña. El rapapolvo que te espera de tu Jefe, el que habla con todos!, y mucho me temo que no va a ser el último que te caiga, como no aprendas rápido.

Porque la única conclusión a la que se ha podido llegar con estos chicos, que a trece días de las Elecciones Municipales siguen sin Programa alguno, ni siquiera intelectual, es que lo que piden a los sufridos madrileñitos es que les den la confianza para dentro de catorce días, y a partir de ahí se comprometen... "a hacer un cursillo de formación política municipal acelerada", atendiendo las sugerencias y peticiones de los ciudadanos... cuatro horas a la semana. No quiero pensar que esta muchachada ganase las elecciones y tuvieran que gobernar... aunque como son listos y bien formados (CEU y Comillas), seguro que aprenderían rápido... al menos en comer pasteles.

¿Y estos tienen la desfachatez de calificarse Cambio?. No me resisto a recordar, tras oír lo que oí y ver lo que vi, la frase de Alejandro Dumas "prefiero los malvados a los imbéciles; porque aquellos al menos dejan algún respiro".

Pero concluyo con algo de optimismo, voy a esperar a ver qué Programa se les ocurre a estos renovadores de la derecha, aunque como decía Pope "bendito sea el que no espera nada, porque nunca será defraudado".

Continuará...

Facebook Twitter Google+ Pinterest

Comentar

×

Suscríbase a nuestras Newsletters!

Reciba nuestras newsletters y entérese de nuestras noticias y eventos.

Lea nuestra Política de privacidad & Aviso legal
Puede darse de baja en cualquier momento.